Los ensayos no destructivos son un procedimiento usado para examinar o inspeccionar materiales y componentes. Con el fin de localizar defectos superficiales o bajo la superficie de los mismos. Esto en una forma en la que los objetos no se vean cambiados o dañados por el ensayo y puedan mantener su utilidad.

Estos juegan un rol crucial en la vida diaria. Es necesario asegurar la integridad estructural, la seguridad y fiabilidad en el todas las áreas industriales. Tales como aeronáutica, los motores de los vehículos, tuberías, buques de navegación, puentes, trenes, túneles, estaciones de energía, refinerías y plataformas petroleras. Es decir, todas aquellas que estén sujetas a revisiones usando algún método de ensayos no destructivos.

Los ensayos no destructivos también son una herramienta de gestión y producción de garantía de calidad, que pueden dar resultados muy buenos si son usados de la forma correcta. Para las pruebas se requiere:

  • una comprensión de los diversos métodos disponibles,
  • sus capacidades y limitaciones,
  • el conocimiento de los estándares y especificaciones relevantes.

Materiales, productos y equipos que fallan en lograr los requerimientos de su diseño o vida proyectada debido a defectos no detectados en su producción pueden requerir reparaciones o reemplazos inesperados que representan gastos altos. Esos defectos también pudieran ser la causa de condiciones peligrosas o fallos catastróficos, así como la pérdida de ingresos debido a la paralización de la producción.

Ver productos de NDT. Clic aquí.