El principio básico de las inspecciones por líquidos penetrantes es que, cuando un líquido de baja viscosidad es aplicado a la superficie de una parte, este penetrará en fisuras y agujeros abiertos en la misma. Una vez se remueve el exceso de líquido, luego el que quedó almacenado en la fisuras y agujeros saldrá también, creando una indicación. Inspecciones por líquidos penetrantes pueden realizarse en materiales magnéticos o no magnéticos, pero no funciona de manera adecuada en materiales porosos. Estos líquidos pueden ser visibles de manera normal, o, fluorescentes, dependiendo del uso de una luz negra. Este proceso se muestra en la figura 7.

Cuando se realizan estas inspecciones es imperativo que la superficie que está siendo estudiada esté limpia y libre de cualquier material o líquido que pueda bloquear el paso del líquido a cualquier agujero o fisura que se encuentre en la superficie. Después de aplicar el líquido ha de dejarse al mismo asentarse en la superficie por un tiempo determinado, para luego retirar los excedentes de la misma; cuando se esté retirando el líquido es obligatorio que los operadores tengan cuidado de no retirar el que se encuentra en los defectos. Luego se aplicará una luz sobre el revestimiento para determinar dónde se encuentran los defectos. Siguiendo el tiempo establecido para la espera, la pieza es inspeccionada visualmente con la ayuda de la luz negra para líquidos penetrantes fluorescentes.

Técnicas de Líquidos Penetrantes

  • Solventes Removibles: Son aquellos que requieren de un solvente diferente al agua para remover los excesos en las piezas. Estos líquidos son normalmente visibles de forma natural, usualmente presentan un color rojo que hará contraste con un developer blanco. Tiende a ser aplicado en spray o con una brocha a la pieza, luego de que el tiempo de espera haya pasado se procede a limpiar la pieza con un pañuelo impregnado del solvente.
  • Removibles con Agua: Estos tienen un emulsificante incluído que les permite retirar los excesos con agua rociada. Ellos usualmente se aplican sumergiendo la pieza en el líquido penetrante, luego la pieza se coloca en una base para hasta que transcurra el tiempo de espera; cuando se trata de piezas muy grandes puede ser aplicado mediante spray o con una brocha. Una vez transcurrido el tiempo de espera se coloca en una estación de enjuagado donde se lava la pieza y mediante un spray se retiran los excesos de líquido penetrante. Luego de que los excesos son retirados la pieza se colocará en un tanque secador que aplica aire tibio y cuenta con un ventilador interno que secarán la pieza hasta que quede libre de agua. La pieza puede ser colocada en este tanque secador o colocada a reposar por el resto del tiempo de espera.

Ver productos de NDT. Clic aquí.